Que tu danza serena

Acabar haciendo algo totalmente diferente, algo sin nombre, sin rostro definido.

Como convertir lo que pretendía ser algo en otra cosa. Como sacar del interior de las cosas otras experiencias y directrices. Otras posibilidades dentro de posibilidades dentro de posibilidades.

Puede que no sea tan fácil escuchar como simplemente proponérselo uno mismo. Hace falta algo más, hace falta ahogar la necesidad propia, interna, de hablar. Es necesario el silencio para hablar. Para escuchar.

Si pudiera sacar calor de los momentos estaría frío.

Los mundos se multiplican.

Entre tú y yo no hay un mundo de por medio. Ni estamos cada uno en nuestro mundo. Miles de mundos nos separan. Una distancia infinita, o que tiende al infinito. Una eternidad de materia engañosa y artificios de realidad.

Los fuegos no son fuegos.

Los suelos se desarman.

La belleza se recoge en formato digital.

Digital es “de los dedos”. La belleza se queda en mis dedos mucho tiempo después de haber abandonado mis ojos.

Debería hacer más caso a mis manos que a mis ojos.

De una vez por todas (frase prehecha, preconcebida, prefracasada) debería escuchar a mis manos y cerrar los ojos. ¿Sería el fuego más real si me quemo los dedos?

Ensayo 'Morirse de tanta vida'

Sola.

En silencio.

En quietud.

Encogida.

Escrita sobre negro con imágenes fijas. Sin movimiento. En movimiento. Sin acción. Sin propósito. En estado de despertar. Alerta y atenta. Con los sentidos abiertos al vacío de la imagen que te abarca.

Yo te respondo aunque no te oiga. Tus gritos llenan este vacío y casi no soporto ser solo un espectador.

En tu quietud y silencios llenas el negro de mensajes. Con una danza sin danza, paras el tiempo y lo desvaneces. Si dejamos de hacer cosas, ¿paramos el tiempo? ¿O pasamos el tiempo?

Es como tu imagen: viene, va y vino.

Haciendo más cosas, estoy diciendo menos. Haciendo más actos, estoy actuando menos.

Estoy sintiendo menos con tanto movimiento.

Que tu imagen serena.

Que tu silencio sereno.

Que tu danza serena.

Tu acción mínima, única, sólida, necesaria. Tu acción única mueve el mundo. Tu acción única mueve mi mundo. Y lo desorbita.

Tu sonrisa única. Tu sonrisa única hace reír al mundo. Tu sonrisa única hace reír a mi mundo. Y lo enloquece.

Tu descendencia única. Tu descendencia única hace lo serio serio y lo cómico aún más cómico, pone a cada uno en su lugar. Tu descendencia única que ya te precede. Que ya te enseña, te lleva, te educa, te marca el camino. Me marca el camino. Me pierde.

Se apaga, no funciona nada. Imito los actos nimios y no me funcionan. Observo los actos importantes y no me involucro. No llego a profundizar. No puedo con el oscuro del suelo. No llego a derretir las palabras para que solo signifiquen lo importante. No llego a silenciar la garganta ni a cegar a los ojos para acercarme al oscuro del suelo, pero solo con los dedos, para moldear el oscuro del suelo en forma con mi cuerpo para poder contarte lo importante, lo profundizante.

Demasiadas palabras.

Demasiada búsqueda.

Poca espera. Poco silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s